Conocido como el “Virus del amor” o “VBS Love Letter” fue el código malicioso que mayor impacto económico produjo en todo el mundo. Ni siquiera los virus Code Red y Sircam superaron a este en daños.

¿Qué fue el virus "I love you"?

Nicolas Camargo
|
18 de Febrero de 2019
¿Qué fue el virus

Inicialmente fue una tesis que realizó Onel de Guzmán, un joven filipino de 24 años. ​La tesis mostraba cómo robar códigos secretos a través de Internet y cómo introducirse en un ordenador ajeno y adquirir su control.

Su profesor rechazó la tesis pero el 4 de mayo de 2000 Onel decidió probar el proyecto. Como resultado, el virus infecto 50 millones de computadores en todo el mundo (más del 10% de dispositivos conectados a la red fueron afectados para ese año), causando pérdidas de más de 5.500 millones de dólares en daños según la consultora Computer Economics

Un email, con el asunto “I LOVE YOU”, unido a un fichero (Conjunto de bits que son almacenados en un dispositivo) contenía el código del virus que se ejecutaba inmediatamente en el ordenador adquiriendo todas las direcciones de correo guardadas en la bandeja de entrada para así reproducirse.

La infección tardó solo cinco horas en propagarse por los ordenadores de toda Asia, Europa y América. Entre las víctimas de los ataques se encontraba el Pentágono, el Parlamento Británico y la Reserva Federal.

Además, el archivo del virus incluía un documento de Microsoft Word con su código, lo que le permitía ser modificado sin dificultades por un usuario con mínimos conocimientos en programación, esto causo que al cabo de cinco días aparecieran hasta 18 mutaciones distintas de este virus informatico.​

El virus "I love you" fue un gusano, y la única solución para "detenerlo", fue que varias compañías trabajaran en una vacuna además de un parche para eliminar el virus de la computadora y de los servidores de correos.

Este virus fue uno de los pioneros que ayudo a cambiar la manera en la que se veía internet, mostrando lo importante de la seguridad informática a nivel mundial.

Imagen tomada de: www.nicholaspyers.com

 

GALERÍA