HTTPS es El Protocolo seguro de transferencia de hipertexto (en inglés: Hypertext Transfer Protocol Secure) y tiempo atrás se pensaba que permitía saber a los usuarios si estaban o no en un sitio web seguro.

Confiar en un sitio web solo porque tiene HTTPS ya no es suficiente para estar seguro

Nicolas Camargo
|
04 de Marzo de 2019
Confiar en un sitio web solo porque tiene HTTPS ya no es suficiente para estar seguro

El cibercriminal cada día busca nuevas formas de hacer de las suyas, por eso todos los días hay que saber de las novedades de vulnerabilidades y ataques que suceden en el mundo de la informática. Sin embargo, uno de los mitos que siguen vigentes hoy en día es que si una web tiene HTTPS es totalmente segura, algo que es totalmente falso.

Lamentablemente, ya no basta con que un sitio tenga HTTPS y un candado para determinar que se trata de un lugar seguro. Si bien en un primer momento las páginas fraudulentas no utilizaban este protocolo, pero en la actualidad los atacantes pueden obtenerlo y de manera gratuita.

¿Pero qué podemos hacer para estar seguros entonces?

Aunque el internet cambia muy rápido y no todas las recomendaciones aplican para todas las personas (Ya que algunas usan el internet de manera diferente a otras), a nosotros nos importa que tus posibilidades de sufrir ataques de algún tipo disminuyan, por lo que te vamos a dar 3 recomendaciones muy básicas:

1. Evita los lugares peligrosos de internet

Tal como en la vida real, en internet hay lugares peligrosos. En estos sitios peligrosos se distribuye gran parte del malware por lo que tu riesgo de sufrir un ataque es muy alto. Ejemplos de estos sitios pueden ser los de pornografía, webs que promueven herramientas de hackeo y las que permiten descargar música, videojuegos y películas piratas.

2. Ten un antivirus decente en tu dispositivo

Hay millones de virus circulando por la web, no tener instalado un buen antivirus puede ser un problema muy serio. Y aunque muchas personas ya saben esto último, en la mayoría de los casos las personas que usan computadoras a diario sin antivirus tienen malware en sus equipos sin siquiera saberlo.

3. Mantén tu software actualizado

Una gran parte de los ataques que se ejecutan en internet aprovechan vulnerabilidades en el software para penetrar en los sistemas. Estos ataques se pueden evitar si las compañías y los usuarios actualizan constantemente su software. Si tienes la oportunidad instala siempre todas las actualizaciones y parches que publican los fabricantes de sistemas operativos.

Estos son algunos hábitos que pueden mantenerte libre de ataques de malware o robo de información, pero como siempre, todo depende del uso que le des al internet y que tan atento estés en este.

Imagen tomada de: www.pexels.com